#Manifestación de impacto ambiental

En la evaluación socioeconómica, además de estudiar la factibilidad del proyecto de inversión, sobre todo cuando el tópico es alguno relaciona con la generación de infraestructura, es necesario agregar complementos que soporten, que le den una mayor validez a las diversas alternativas o propuestas de solución.

Uno de esos complementos es la denominada Manifestación de Impacto Ambiental, también se conoce como MIA.

¿Qué es una manifestación de impacto ambiental?

La manifestación de Impacto Ambiental (MIA), es un estudio técnico-científico, de carácter preventivo y de planeación, que permite identificar los efectos que puede ocasionar una obra o actividad sobre el medio ambiente y señalar las medidas preventivas que minimicen dichos efectos negativos de la ejecución de dichas obras o actividades. Este estudio permite a la autoridad evaluar la factibilidad ambiental para la ejecución de proyectos de inversión industrial, de infraestructura, manufactura, comercios o servicios.

¿Para qué sirve?

La Evaluación del Impacto Ambiental (EIA) ha establecida como un instrumento de política ambiental, analítico, de carácter preventivo, que permite integrar al ambiente un proyecto, un conjunto de proyectos y eventualmente un plan o programa determinados; en esta concepción, el procedimiento ofrece ventajas al ambiente, al proyecto: esas ventajas se manifiestan en diseños más perfeccionados e integrados al ambiente, en economías en las inversiones, en los costos de las obras; actividades, en una aceptación social y en certidumbre jurídica para llevar a cabo un proyecto.

Entonces, la evaluación de impacto ambiente es uno de los instrumentos preventivos de gestión que permite las políticas ambientales puedan ser aplicadas, cuida que ellas se incluyan tempranamente en el proceso de desarrollo y de toma de decisiones. Por ende, evalúa, corrige las acciones humanas y evita, aminora o compensa sus eventuales impactos ambientales negativos.

¿Cómo se hace?

A través de la MIA, los prominentes solicitan la autorización ambiental para la ejecución de proyectos, con la manifestación las características de las obras, actividades del proyecto propuesto, las condiciones ambientales actuales del sitio y/o región en la que se pretende desarrollar dichas actividades, la vinculación, congruencia de las obras y actividades del proyecto con los instrumento jurídicos de planificación, ordenamiento, regulación ambientales (que generará el proyecto), así como las medidas de prevención mitigación, compensación que se realizan durante las diferentes etapas del proyecto (preparación del sitio, construcción, operación, mantenimiento y abandono del sitio), el comparativo de escenarios ambientales pronósticos que permitan estimar las condiciones ambientales del sitio con el proyecto propuesto.

Para otorgar la automatización en material de Impacto Ambiental, las autoridades inician la evaluación de impacto ambiental con la presentación protocolario de la MIA, con base en la Ley General del Equilibrio de Ecológico y la Protección al Ambiente (Artículo 28 al 35 Bis 3) o Leyes ambientales estatales, el Reglamento de esta Ley en materia de evaluación de Impacto Ambiental, y la Ley Federal del Procedimiento Administrativo, según corresponda la competencia jurídica.

¿Qué contiene?

El contenido de una manifestación de impacto ambiental depende de la modalidad que se requiera, ya sea particular o regional, siendo ésta el instrumento legar para obtener autorizaciones para la realización de proyectos que impacten el medio ambiente.

En cuanto a la forma y los criterios para la evaluación de una MIA, primero, se deben considerar las relaciones que se presentarán con las obras a realizar, los diferentes factores y componentes ambientales, los cuales se deben describir de acuerdo con cuatro criterios: carácter del impacto, duración del impacto, magnitud del efecto e importancia del factor afectado; con base en estos cuatros criterios, describir el impacto identificado en el proyecto, así como las acciones de mitigación.

Para identificar los impactos ambientales tales que se generarán durante la ejecución de un proyecto se considera importante conocer todas las actividades que se realizarán en cada una de las etapas que lo integran, el estado actual de las condiciones físicas, biológicas, sociales, económicas del sitio en donde se va a ejecutar las posibles restricciones ambientales de la zona para el desarrollo de las actividades productivas; es muy importante con juntar todos estos factores para asegurar la viabilidad del proyecto.