#Responsabilidad social corporativa

El hashtag ya es parte de nuestro discurso cotidiano y se ha convertido en una poderosa herramienta mediática; pero, como diría Tío Ben a Peter Parker en El hombre Araña, “una gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Por esto nos hemos dado a la tarea de elegir un tema que nos concierne a todos los que formamos parte de una organización: La Responsabilidad Social Empresarial llamada también Responsabilidad Social Corporativa es la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de la empresa con el objetivo de mejorar su situación competitiva aumentando su valor añadido.

Para que una empresa pueda denominarse socialmente responsable es necesario asumir ciertos compromisos ante la sociedad responsable es necesario asumir ciertos compromisos ante la sociedad o con sus grupos de interés (“Stakeholders”) ya sea porque lo exige la ley o porque la organización lo asume voluntariamente como parte de sus funciones. En 2006 se publicó un conjunto de recomendaciones sobre los principios y normas que sugieren el buen funcionamiento de una organización, llamado Código de Buen Gobierno, por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. A pesar de ser voluntaria la aplicación de estas recomendaciones para cada entidad, las empresas deberán justificar sus motivos en caso de no asumirlas.

Dentro de las recomendaciones que éste código plantea, destacan los siguientes ámbitos:

- Responsabilidad hacia el medio ambiente, disminuyendo la generación de residuos tóxicos y racionalizando el uso de los recursos naturales energético.

- Bienestar social, mejorando las posibilidades y oportunidades de la comunidad donde se establece la empresa tanto interna como externamente.

- Reputación y responsabilidad, aumentando la participación de grupos de interés como acciones que respondan a diferentes preocupaciones de la sociedad.

Para cumplir de manera eficiente con estas recomendaciones es necesario implicar a todo el capital humano de la organización. Por ello, CEO Consulting está comprometido a poner en marcha tres variables en materia de responsabilidad social corporativa; ya que está dentro de sus servicios identificar soluciones para el usos eficiente de la energía, visitas a la Fundación Alzheimer Mágico Atardecer, donaciones al Ejército de Salvación y Patitas Enlodadas entre otras. Todas estas acciones generan una motivación constante en cada uno de los niveles de la organización creando un impacto positivo en la empresa.