#Ser emprendedor

A pesar de que la mayoría piensa que “ser emprendedor” significa poner tu propio negocio, la definición es mucho más extensa. Emprender es empezar a hacer algo que exija esfuerzo o trabajo duro con ímpetu y determinación. Se trata de visualizar más allá de lo que otros no ven, es decir, crear una cultura alrededor de una organización que genere soluciones.

Un emprendedor es el responsable de tomar las oportunidades cada vez que las ve, planteando y organizándose para llevar a cabo sus metas. Tiene una actitud que le permite empezar nuevos retos, lo que le permite dar un paso adelante cada vez que se propone algo diferente. Por ellos, el concepto de emprendedor está irremediablemente atado a la idea de innovación y riesgo por parte del individuo que cree firmemente en sus ideas, y que está dispuesto a realizarlas sin importar los obstáculos que se le presenten.

En la actualidad, muchos países se han percatado de que, fomentando el emprendimiento, se fomenta un mayor crecimiento económico en relación a empleos, riqueza y bienestar, debido a que hay un aumento en la creación de empresas por parte de jóvenes independientes. Para concluir, aquí están los 8 pasos para emprender un proyecto según Mastercard:

1.- Determinar cuál es tu pasión. Identifica esa habilidad y enfócate en ella

2.- Realizar un plan de negocio. Empieza a planear tan pronto como te sea posible y de la mejor manera que te sea posible, ya que esto será tu carta de presentación y la manera de vender la idea a inversionistas

3.- No temas equivocarte. No existe ninguna empresa que no se haya equivocado alguna vez. Aprende de tus errores, toma aire y vuelve a comenzar

4.- Focaliza. Enfócate en lo que mejor puedes y permite que los demás hagan su trabajo, así no perderás tiempo, dinero y calidad

5.- Persiste. Esto siempre va a ser una carrera de resistencia, sé perseverante

6.- Controla tus finanzas. Conoce los ingresos y egresos de tu negocio. De este modo, sabrás cuándo es el mejor momento de invertir en un nuevo proyecto

7.- Capacítate. En esta nueva era de las tecnologías, el que no se actualiza se queda atrás

8.- Confía. Cree en ti y en tu idea para poder asumir riesgos. El que no arriesga, no gana