#Posibilidades encontradas

Durante mucho tiempo las mujeres tuvieron prohibido el acceso a la educación y vetado el derecho de conocer un mundo. Las cosas han cambiado y aunque, ciertamente, no podemos enarbolar aún la bandera de la equidad de género; tampoco podemos negar el gran abanico de posibilidades que se abre delante de las pupilas femeninas.
Hace años, nuestra etiqueta de sensibles, maternales y cariñosas fue capaz de cerrarnos muchas puertas con el argumento de que el mundo necesitaba mano dura; sin embargo, no se precisó un gran análisis para poder ver que el mundo requiere también un poco de ternura, y que ésta no tiene rivalidad con la inteligencia, la valentía y el talento.

Justamente con este pensamiento, los programas Au-pair fueron creados. Ser Au-Pair es una de las maneras más sencillas y enriquecedoras que tenemos las mujeres de conocer el mundo, dominar otra lengua y obtener experiencia multicultural; y aunque algunos programas aceptan también hombres, podemos prácticamente clasificar esta actividad como exclusiva del género femenino, ya que más del 90 por ciento de Au-Pair´s en el mundo es mujer. El sistema consiste en ser hospedada en una casa anfitriona que provee de vivienda, comida y una pequeña remuneración económica a cambio de cuidar a los pequeños.

La chica Au-Pair convive con la familia como un miembro más: come, pasea y va al súper con ellos como si estuviera en su propio hogar, lo cual también significa que no se trata de una experiencia vacacional y de descanso, antes de emprender la aventura, las interesadas debemos saber que vamos a trabajar, a apoyar en las labores del hogar (siempre cosas sencillas) y a lidiar con los problemas que toda familia tiene. Los requisitos para ser Au-Pair son fáciles de cubrir, y sólo varían levemente según cada agencia:

- Tener entre 18 y 27 años

- Tener un nivel mínimo del idioma del país al que se desea ir

- Experiencia con niños

- Disponibilidad de tiempo mínimo de tres meses

- Pasaporte y visa en caso de que el país deseado así lo solicite

- Pagar la cuota de inscripción

Hay algunas agencias que incluyen dentro de sus beneficios los gastos de vuelo, sólo es cuestión de buscar la opción que más nos convenga. El mundo está lleno de oportunidades, sólo es cuestión de buscar hasta encontrar aquélla que se ajuste con nuestras posibilidades y aspiraciones. Los programas Au-Pair son sólo un reflejo de todo lo que podemos lograr como mujeres, una de las miles de puertas que ante nosotras se abre para dejarnos ver las maravillas que hay allá fuera.