Christopher A. Sinclair, director de Mattel

Mattel es la compañía de juguetes más grande del mundo, hace ya un año que Christopher A. Sinclair fue nombrado director de la misma y en este tercer trimestre reiteró su eficacia al aumentar el 4% el valor de las acciones.
La tecnología ha constituido uno de los mayores retos para esta marca ya que los niños se encuentran cautivados por esta ola de productos electrónicos como tablets, celulares, consolas de videojuegos, etcétera. Christopher A. Sinclair entró a la compañía en un momento de crisis en las ventas, justamente por este motivo. Para Mattel han sido años difíciles lo que los han empujado a ser más creativos para diseñar soluciones que ayuden a responder a los deseos de su mercado actual, por ejemplo el lanzamiento de ciertos productos y el regazo de otros, durante muchos años Barbie fue su principal generador de ingresos pero en este 2016 la estrategia será dirigir sus esfuerzos a los juguetes innovadores de la marca Monster High.

Además Bagdasarian Productions tras un contrato concedió la licencia de uso, misma que Mattel aprovechara creando una línea de juguetes inspirada en ¡Alvin! And the chimpmuks, la nueva serie animada, distribuida a nivel mundial por PGS Entretaiment. Estos juguetes serán una gama diversa entre role play, music ítems, figuras articuladas, playsets, vehículos a control remoto entre otros productos. Estos juguetes serán lanzados hasta el 2017. Desde la entrada de Sinclair han surgido una serie de ideas para innovar y recrear la marca, mismas cuyos frutos esperan ser mayormente proyectados el año entrante. Este año no obstante ha servido para nivelar a la compañía tras sus pérdidas pasadas. El contrato del ex CEO de Pepsi-Cola es indefinido con Mattel ya que en él se ha depositado la confianza para resolver la crisis que surgió en 2015 en cuanto a sus ventas.

Estaremos viendo más de cerca las repercusiones de sus decisiones en la búsqueda de devolverle el impacto a las ventas en el año siguiente.