Marketing digital en México

El término de marketing digital es parcialmente joven, ya que ha sido analizado y discutido relativamente poco en la actualidad del marketing y de la gestión, además de que es posible encontrarse con el nombre de e-marketing propuesto por Hagel y Armstrong (1997), y conforme pasa el tiempo y su estudio, se han desprendido otros términos que fungen como sinónimos del mismo, como pueden ser: marketing en internet, e-marketing, marketing virtual o marketing digital (Hagel y Armstrong, 1997; Kalyanam y McIntyre, 2002; Okazaki, Katsukura y Nishiyama, 2007; Monferrer, 2013). Avalos (2013) llegó a la conclusión de que los consumidores de hoy en día tienen diversas ventajas en relación al acceso a la información, pues considera que una de las principales características que es posible observar es la facilidad con que se accede a la información y al conocimiento. Además, es importante señalar que Ricciuti (1995) considera que la rápida adopción con la que se ha integrado el Internet en las organizaciones como herramienta de comunicación y comercialización, ha generado en éstas la inquietud de innovar con los consumidores virtuales. A raíz de esto, los datos del Censo Económico 2014 señalan que en nuestro país solamente el 18% de las empresas cuentan con equipo de cómputo para realizar sus actividades, así como el 16% de éstas emplea el Internet para mantener comunicación tanto con sus clientes como con sus proveedores, reflejándose así el área de oportunidad de las empresas en cuestiones de uso de Internet y herramientas o técnicas que les ayuden a ser más efectivas (INEGI, 2014).

En la actualidad es posible observar los diversos cambios que ha traído consigo la globalización de la economía y los mercados en las distintas áreas en donde se involucran las organizaciones, principalmente se podrían señalar las diversas técnicas o herramientas en las cuales se basan actualmente las empresas para llevar a cabo cualquiera de sus actividades cotidianas, como por ejemplo el hacer uso del Internet como un medio para promocionarse, comercializar o mantener relaciones tanto con clientes como con proveedores, y con la finalidad de lograr adaptarse al entorno actual.

Gracias al uso del Internet es posible inferir que la sociedad actual tiene a la mano todo tipo de información que desee, por tal motivo Peng y Trappey (2005) consideran de suma importancia el adoptar de manera efectiva ésta herramienta, con la finalidad de generar una ventaja competitiva para las empresas y que, al mismo tiempo, les ayude a desarrollar de mejor manera su eficiencia operativa (Yau, 2002). Aunado a lo anterior, Zwass (1997) afirma que el uso del marketing digital, específicamente del comercio electrónico, les proporciona a las empresas la ventaja de compartir más ampliamente información sobre sus productos, así como apoyar a la construcción y mantenimiento de las relaciones con sus clientes, además de mejorar de manera significativa sus transacciones comerciales. De manera general, es posible concluir que la Adopción del Marketing Digital en las empresas de México consideran que el marketing digital es flexible de utilizar, la alta dirección está muy entusiasta con la implementación del marketing digital y los competidores se inclinan a utilizar el marketing digital, principalmente.